No hay un peinado más demandado hoy día en los salones de peluquería en Bilbao que las mechas californianas. Habrá muchas mujeres que nunca hayan oído hablar de ellas, pero seguro que han visto a famosas como Jennifer Aniston, Giselle Bundchen o en su día Charlize Theron lucirlas.

Las mechas californianas que ofrecemos en Redruello son un tipo de coloración del pelo en el que se consigue un cabello degradado desde la raíz, en el que las puntas se dejan mucho más claras que el resto del cabello, como si el sol de verano (o, mejor dicho, de las playas californianas) hubiera incidido largamente sobre ellas. Entre sus puntos fuertes, además de poder lucir una melena llena de brillo que parece natural, está que permite pasar durante largos periodos de tiempo sin retocarlas, de hasta seis meses en algunos casos, sin que se note un aspecto desmejorado.

Eso sí, no es una técnica fácil que se pueda hacer fuera de los salones de peluquería en Bilbao. A unas buenas mechas californianas con apariencia natural y cuidada sólo se llega tras un proceso ciertamente laborioso y nada fácil. De hecho, para aquellas mujeres que intentan hacerlo en casa les diremos que se nota que son mechas californianas “caseras” por el hecho de que hay un efecto de desunión entre las raíces y las puntas.

Se puede hacer en mujeres de pelo castaño sin problemas, aunque fueron pensadas para mujeres rubias. Con las mechas californianas se consigue iluminar el rostro gracias a los destellos de luz que brindan las mechas al cabello, con un look casual y desenfadado, pero sin dejar de lado en peinado con estilo y personalidad.