Uno de los tratamientos más habituales que realizamos en los salones de peluquería en Bilbao es el cambio de color de pelo, bien de forma total o en forma de mechas californianas, balayage, etc. para lo que son imprescindibles los tintes de pelo, de los cuales vamos a hablar en las siguientes líneas de esta entrada.

No todos los tintes que podemos aplicar en Redruello son, ni mucho menos, iguales. De ahí que la elección de los mismos sea clave para conseguir que el efecto de la coloración, que permite elegir el color que mejor nos sienta o que combine mejor con los colores que nos gusta vestir a diario, sea el mejor posible. Y cuando hablamos de diferentes tintes, no nos referimos a la amplísima gama de tonos que existen en el mercado, sino a las características de los mismos.

Así las cosas, los tintes pueden ser permanentes, que como su propio nombre indica son de los que más duran, aunque hay que hacerse a la idea de que igualmente habrá que acudir de forma periódica a los salones de peluquería en Bilbao para eliminar la diferencia de color en las raíces. Las mechas californianas que tanto están de moda, se hacen con este tipo de tintes que son bastante agresivos en su composición, pues tienen amoniaco o agua oxigenada, entre otros ingredientes.

Otra opción son los semipermanentes, que se van perdiendo con cada lavado, aunque tienen la ventaja de que son mucho menos agresivos para el cabello, por lo que son más recomendados para cabellos finos y débiles. Por último, hay una tercera opción, los tintes vegetales, que además de cambiar color, revitalizan el cabello y le aportan volumen y brillo.